Saltar al contenido

Pollo al horno clásico

Si hay una receta que debe conocer cualquier cocinero, cocinera, amo o ama de casa, es esta receta de pollo al horno.

muslos pollo al horno
Todo lo que necesitas es el pollo, aceite de oliva, sal y pimienta (y tal vez un poco de caldo o vino blanco para la salsa).
Normalmente comprar pollos enteros y cortados. Puede que sea mejor que lo cortemos nosotros y no el carnicero, ya que posiblemente nos salga más barato y al mismo tiempo tenemos menudencias para la salsa.
Usted puede hacer eso o simplemente utilizar un paquete ya preparado, y escoger las partes del pollo partes que quieras (pechugas del pollo, los muslos y alitas).

Esta forma de cocinar el pollo no podría ser más sencilla, y viene muy bien para estos días que estás más ocupado y sólo quieres poner una buena comida en la mesa, si pasar mucho rato en la cocina.

Mi madre lo hacía al menos una o dos veces al mes, cuando yo era niño, y todavía lo hace.

Como acompañante podríamos servirlo con un arroz blanco o espaciado, tipo hindú o chino.

Pollo al horno clásico

Tiempo preparación: 

Tiempo cocción: 

Tiempo total: 

Raciones: 4

Incluso si tienes intención de comer el pollo sin la piel, dejar las pieles durante la cocción. Las pieles ayudarán a mantener hidratadas las piezas de pollo se está horneando.
Ingredientes
  • De kilo y medio a 2 kilos de pollo, cortado en 8 partes (2 pechugas, 2 muslos, 2 piernas, 2 alas), excepto la parte de atrás
  • Aceite de oliva
  • Sal (yo prefiero la sal gorda)
  • Pimienta negra (a ser posible recién molida)
  • ½ taza de caldo de pollo o vino blanco para la salsa (opcional)
Instrucciones
  1. Cortar los trozos del de pollo con exceso de grasa. Secar pollo con una toalla de papel. Espolvorear el pollo con sal y pimienta. Deje reposar las piezas de pollo durante 15 a 20 minutos, para hacer que el pollo absorba la sal y la pimienta.
  2. Precaliente el horno a 205º C.
  3. Engrasar las piezas del pollo con aceite de oliva, y también la bandeja donde vayamos a meter el pollo al horno
  4. Espolvorear los trozos de pollo con más pimienta negra y un poco más de sal (al gusto).
  5. Colocar los trozos de pollo en la bandeja o cuenco. Que todas las piezas estén del lado de la piel hacia arriba, y las piezas más grandes (las pechugas) esten en el centro de la bandeja. No llenar demasiado la bandeja; dejar espacio entre las piezas.
  6. Cocer en el horno durante 30 minutos a 205º C. Esta temperatura alta al prnicipio ayudará a dorar el pollo.
  7. A continuación, baje la temperatura del horno a 175º C, y hornear durante 10-30 minutos adicionales.
  8. Lo dejaremos horear hasta un, hasta que los jugos que salen al pinchar el pollo sean de colores claros (no rosa), o también la temperatura interna de las pechugas de pollo o los muslos esté entre los 74º C y 77º C.
  9. Si el pollo aún no está suficientemente dorado a nuestro gusto, lo colocamos la parrilla durante los últimos 5 minutos, hasta que se dore.
  10. Retire el pollo del horno y servirlo en platos.
  11. Envolver los platos con papel de aluminio y dejar reposar durante 5 a 10 minutos antes de servir.
  12. Si te gusta la salsa hecha con la grasa de pollo (a mi me encanta), coloque la bandeja donde hemos estado horneado o asando el pollo, con todos sus jugos a fuego medio medio.
  13. Usar una espátula de metal para raspar las partes pegadas en el fondo de la bandeja.
  14. Cuando la sartén esté caliente, vierta un poco de vino blanco o caldo de pollo para ayudar a aflojar la grasa de la sartén.
  15. Transferir el mix de grasa de pollo con el vino blanco a una sarten y calentar a fuego medio/alto para que se reduzca la mezcla, y la retiramos cuando tenga una textura o espesor acorde a nuestro gusto.
  16. Si quieres una salsa más espesa, se puede hacer (a parte) añadiendo un poco de fécula de maíz (una cucharadita) y agua (1/4 taza) y añadirlo a nuestra salsa mientras se cocina.
Notas
Si has comprado un pollo entero, el pollo puede haber venido con el cuello y la molleja. Utilice la parte posterior de pollo y estas menudencias para hacer un caldo para la salsa. Picar la parte de atrás un poco y ponerla junto a la molleja y el cuello en una cacerola o cazuela pequeña y cubrir con agua (2 dedos por encima de los restos del pollo, más o menos). Cocinar a fuego lento, mientras que el pollo esté en el horno. Luego retirarlo y colar, para posteriormente utilizarlo y hacer una salsa muy sabrosa.

 


Otras recetas de pollo interesantes

 

4.8 (96.67%) 6 vote[s]